Akame

Nombre: Akame
Raza: Shinigami - Facción: Gotei 13
UR: 900
Sexo: Femenino
Profesion: * Vigilancia y protección de la Ciudad Karakura, la cual esta bajo su control jurisdiccional * Se encarga de llevar a cabo las comunicaciones en la Sociedad de Almas * Se encarga de la protección de la Tierra en contra de los Hollow.
Atributo Puntos
Energía45
Concentración45
Fuerza45
Destreza45
Velocidad45
Dureza45
Habilidades Raciales:
Zanpakuto
Nombre: 斬必殺 村雨 (Murasame - Asesina de un Corte: Murasame)
Murasame es una katana, cuyo filo entalla una maldición (la cual se manifiesta con la sintomatología de un letal veneno) que produce ineludiblemente la muerte a una persona con un solo rasguño del mismo. El tiempo de actuación de esta maldición es realmente ínfimo, pudiendo acabar con la vida de una persona en cuestión de segundos. Esta arma parece estar inspirada en la antigua leyenda japonesa de las espadas Muramasa, dónde se sostenía que sus filos extremadamente afilados traían desgracias a su portador, y a todos aquellos allegados a él.

La espada parece mostrar signos de conciencia, y aparentemente dispone de una particular especie de voluntad propia, pues es capaz de rechazar a quien desee usarla para beneficio propio, El matar aun ser querido con su primer uso hizo que la misma acepte a Akame como su usuaria.

Su hoja es extremadamente resistente a la par que filosa, liviana y fina, lo cual permitía a su portador asestar golpes extremadamente veloces con ella, además de ser capaz de soportar ataques de gran calibre.
Shikai
Corte Maldito (呪い斬り, Noroi Kiri)
Murasame al ser una espada maldita le permite a Akame matar de un corte a sus adversarios inyectándoles un veneno maldito que detiene el corazón de la victima en cuestión de segundos. Sin embargo, esta capacidad sólo funciona en seres que tienen un corazón siendo inefectiva en maquinas, títeres y aquellos a los que Murasame no pueda cortar.
Activación: - Costo: UR En Revision
Asesina de un Corte: Murasame (斬必殺 村雨, Ichizan Hissatsu: Murasame)
Murasame es una hoja venenosa que puede matar a una persona con un solo corte. Una vez que la espada traspasa la piel, inyecta un veneno letal en la herida de la víctima, a la par que una maldición, matándola en cuestión de segundos
Activación: - Costo: UR En Revision
Habilidades cuerpo a cuerpo
Se muestra que ella no solo se basa en tu poder, sino que es una experta luchadora de cuerpo a cuerpo, combinando una gran agilidad con fuertes golpes en puntos vitales y siendo capas de esquivar fácilmente hasta una bala en movimiento.
Activación: - Costo: UR En Revision
Bankai
Pequeño Cuerno de Guerra (投少角の解放である(えんのおづのかいほう), Ennoodzuno Kaihō): Tras haber asesinado a un ser querido, la Katana reacciona y libera una descarga de poder en su usuario. Estéticamente aparecen marcas en el cuerpo e iris de ambos ojos. Ademas, y como consecuencia del uso de esta Carta de Triunfo, Akame perdería por completo su "humanidad" y muy posiblemente el control de su voluntad.
Kiriichimonji (斬り一文字, Kiriichimonji)
Las heridas infligidas mediante a Kiriichimonji nunca se curan, por lo que de ser heridas graves, provocarán la muerte
Activación: - Costo: UR En Revision
Descripción Física
Akame es una joven con largo cabello negro que llega hasta las rodillas y los ojos rojos, Lleva un mini vestido oscuro sin mangas con cuello blanco y corbata roja; usa un cinturón rojo que tiene una cubierta de falda lateral roja, suele usarlo con calcetines negros largos y zapatos en el mismo tono, también usa guantes rojos y guantes negros. En ocasiones usa un abrigo largo y oscuro en la batalla. Akame usa un Yukata negro corto con una faja blanca cuando no esta en batalla.
Descripción Psicológica
* Akame parece ser una persona muy seria y de corazón frío que se deriva de su entrenamiento infernal por el que su vida la forzó a llevar.

* Es socialmente torpe.

* Se preocupa mucho por sus compañeros y siempre le preocupa que uno de ellos no pueda salir con vida, debido a su experiencia obtenida en la guerra que estallo en la SS

* Tiende a ocultar sus emociones cuando se revela que un compañero muere

* Al enfrentarse a sus enemigos, no muestra absolutamente ninguna misericordia hacia ellos gritando palabras como "eliminar" y "consignar" para mostrar la falta de misericordia que tiene y también para fortalecer su resolución de matarlos.

* Una de sus debilidades, es su pasión por la comida, le gusta consentir a su división con buenos y abundantes platillos. Su comida favorita es la carne y el pescado.
Historia
VIDA COMO HUMANA

Nacida en Las Vegas, Nevada en el año 1990, hija de un hombre nacido en Estados Unidos, pero con familia Japonesa, siendo el mismo dueño de un casino en esta ciudad y su madre, una mujer nacida en Colorado, California, quien fungía como modelo y al mismo tiempo tenía su propia boutique, por lo tanto, era una familia que no sufría por carencias, pues su familia era millonaria.
Amada por su padre quien se lo demostraba día a día, siendo su compañía la que la pequeña Akame mas deseara y agradara, aunque por otro lado el rechazó de su madre, era lo que la heria. Desde el parto, la señora Wallace, se había dedicado de lleno a recuperar su espectacular figura y dejar atrás lo del embarazo, para al fin retomar su carrera como modelo, era por eso que rechazaba a su propia hija, pues la hacia sentir responsable de tener que empezar de cero para recuperar su figura, algo que el Señor Yong desaprobaba por completo.

Conforme el tiempo pasaba y a la edad de 5 años, la pequeña dejo ver a su padre, su interés por el combate cuerpo a cuerpo. Al tener un excelente desempeño estudiantil, decide ingresarla a un colegio adicional, donde le enseñarían distintos tipos de combates en esta categoría, mostrando grandes habilidades principalmente en Kung Fu, artes marciales mixtas, kick boxing y defensa personal. En uno de sus entrenamientos en Kung Fu, llamo su atención una Katana que se tenia en exhibición en el dojo, justo debajo de la fotografía de un anciano, por lo que el sensei se acerco a ella, un día, mientras esta observaba el objeto.

-Es la Espada Murasame, perteneció a la dinastía de tu padre, ese señor que vez en esa fotografía es el señor Guang Yong, se dice, que esta espada ah pasado de generación en generación, pero tu padre, la trajo aquí hace muchos años, algún día, si te esfuerzas, podrá ser tuya......-

La pequeña puso atención a las palabras de este, y al escuchar que podría llegar a ser de ella, sus ojos brillaron y una sonrisa se dibujo en su rostro.

-Ven, vamos a seguir entrenando.....-

Le dijo el sensei, mientras esta comenzaba a andar a su lado.

Al cumplir los 15 años, y acudiendo aún a sus respectivas clases extras y seguir con excelentes notas en el instituto, había logrado al fin tener cinta negra en todas las divisiones, lo que a su padre le llenaba de orgullo, ¿quien fuera a imaginar que una tragedia estaba por tocar a puerta de la familia? Bueno, pues así sucedió, dos días después de su graduación en cinta negra en sus categorías, se preparaba una ceremonia en la que se le haría entrega de aquella Katana, que la había inspirado desde niña.
La invitación a sus padres había sido entregada, y todo estaba ya preparado, como debía ser, ella llegó primero al dojo, y al lado de su sensei, se acercó a la fotografía, realizaron ambos una reverencia en señal de respeto y luego la joven partió al escenario.

La ceremonia transcurría conforme a lo establecido, y entre el publico buscaba a sus padres, quienes aún no aparecían. A mitad del mismo evento, la joven recibe la Katana con ambas manos, y al tomarla con fuerza un sentimiento de conexión se crea entre ambas, sintiendo una especie de piquete en ambas manos, sin tomar atención mayor la coloca en su cinturón con el fin de no dejarla. La ceremonia concluyo con éxito, aunque algo en el pecho de Akame le hacia sentir preocupación, ni siquiera su padre, quien nunca faltaba a un evento tan importante para ella, había llegado. Mientras terminan algunos de felicitarla, suena su móvil, y esta al ver el numero desconocido, responde teniendo una especie de intuición.

-Hola, ¿hablo con la Señorita Akame Yong Wallace?-

-Si, ¿quien habla?-

-Disculpe, pero hablo del Hospital Central, para informarle que sus padres han tenido un accidente y es necesario que venga cuanto antes...-

-De acuerdo, voy para aya, gracias.....-

Asustada observa a su sensei y pide llevarle al hospital mientras lleva su Katana a la cintura, este responde positivamente a la petición de su mejor alumna y corren al automóvil para emprender camino a dicho lugar. A mitad del camino, se pueden ver algunas torretas de las patrullas de policía y algunas ambulancias, al pasar cercas de la escena, se encuentra con el vehículo de sus padres totalmente destrozado, sin embargo no había otro vehículo que pareciera estar vinculado con el siniestro aunque a lo lejos observa un ser de unos 4 metros de altura y una mascara blanca que cubre su rostro, esta sería la primera vez que observa a este ser espiritual, sin embargo y sin decir nada, permite que continúen el camino mientras un frío recorre su cuerpo de pies a cabeza.

Al cabo de un rato llegan al Hospital, se adentran al lugar informando quien era, la enfermera la lleva de inmediato ante su padre, al tenerlo enfrente, este rompe en llanto.

-Akame, mi niña, lamento no haberte acompañado en este día tan importante-

-Tranquilo papá, no importa. pero....¿Que ocurrió? ¿Donde esta mamá?-

-Lo lamento mi niña, ella no lo logró....-

-¿Pero que? Mamá esta......no.....¡No!-

El padre, toma la mano de su hija en muestra de apoyo, mientras esta limpia sus lagrimas del rostro.

-¿Pero que......que paso?-

-No lo se.....íbamos bien, llegaríamos a tiempo, sin embargo, de la nada.....se produjo el choque.....-

Le explica, mientras su mal estado, comienza a volverse critico, las maquinas a las que este estaba conectado, comienzas a sonar con fuerza, dando una mala señal.

-Hija, e.....estaré bien, no puedo dejar sola a mi pequeña....-

Agrega mientras entran algunos médicos y enfermeras, sacando de la habitación a Akame, esta asustada observa por la puerta y aguarda a tener noticias, mientras su sensei se acerca y la abraza con fuerza.

-Tranquila......todo estará bien....ya lo veras-

Unos minutos pasan y todos comienzan a salir, el médico se acerca a esta y le da la terrible noticia de que su padre también ah muerto, El shock la paraliza, y solo recibe el abrazo de su sensei sin más. Desde ese momento, entendió que era vulnerable, pero cuando el día del entierro llega, por su mente pasa algo interesante.

(Esto no se quedara así padre, juro que vengare la muerte de ustedes, buscare al responsable y me desharé de el)

Vuelve puños sus manos, mientras termina la sepultura, toma el mango de la Katana con suma fuerza, reafirmando su promesa. Su sensei se puede dar cuenta de ello, y solo le dice.

-Lo que te enseñe, no debe usarse en venganza de nada, solo en caso necesario, ¿de acuerdo? Te espero en casa para cenar....-

Agrega este, para darle unos minutos a solas. La joven se queda mirando al suelo, mientras un ruido bastante fuerte se puede escuchar, sacándola de sus pensamientos, gira su mirada al lugar de donde proviene aquel ruido, y es cuando se percata de que aquel ser que asesino a sus padres, se hace presente. Llena de ira comienza a dirigir sus pasos hacia el lugar, que al parecer esta a un par de calles, de su ubicación actual, así que no demoraría mucho. Al llegar, desenfunda su katana y comienza a intentar derribarle, sin embargo la fuerza de este es mayor, por lo que de un manotazo la lanza hasta un edificio en el que se estrella sin compasión, quedando en el interior de este, el dolor en su región abdominal se vuelve grande, al parecer los daños habían sido internos del todo, sin embargo decide omitir e intentar olvidar el dolor. Solo importa su sed de venganza, por lo que tratando de alcanzar a su oponente enmascarado, comienza a subir por las escaleras del edificio, sin saber que este daría un golpe al mismo desde el ultimo de los pisos, hasta donde la joven se encontraba.

Es así, como producto de este golpe, el edificio se viene abajo, con la joven Akame en su interior, mientras los escombros caen encima de ella, aplastando su cuerpo e impidiendo su escape, provocando algunas fracturas considerables en su cuerpo, y terminando de hacer que sus órganos colapsaran, la joven solo observa hacia donde se supone quedaba el cielo y piensa.

(Lo lamento Sensei, pero.....no llegaré a cenar,,,,,)

Cuando acaba de pensar esto su vida como humana llega a su final.


LLEGADA AL MUNDO SHINIGAMI

Sin duda su vida como humana no había sido la mejor, pero las cosas al fin podrían ser diferentes. Al despertar después de aquella trágica muerte, Observa a su alrededor con gran confusión, mientras comienza a caminar al divisar una aldea, para su suerte, Murasame la había elegido como su portadora legitima, por lo que estaba a su lado en ese momento. Tomando el mango de esta, llega hasta la aldea del Rukongai. Un joven del lugar, la observa y le pregunta.

-Eres nueva por aquí, ¿Verdad? soy Kataro-

-Si, un gusto, soy Akame, dime.....¿Donde estamos?-

-Mucho gusto, wow......una recién llegada ¿eh? Muy bien, este es el Rukongai, una de las aldeas pertenecientes a la Sociedad de Almas....-

-¿Eh? ¿Sociedad.......de almas?-

-Jejeje, una tierra donde solo las almas de difuntos pueden entrar o al menos, se supone que así es-

La joven solo observa a su alrededor, mientras escucha la explicación y todo lo concerniente a su nueva vida. Es de esta platica de donde nace el interés de inscribirse en la academia shinigami en la que rápidamente es aceptada y desde luego capacitada para fungir como un miembro más del seireitei, sin duda sus habilidades en todo lo aprendido en el mundo humano la habían ayudado a ser reconocida por sus habilidades en las distintas ramas de artes marciales.

10 años después de haber sido aceptada y vivir como una shinigami, debes en cuando viajaba a ver a su amigo Kataro, y llevar provisiones al lugar en el que había renacido. Conforme el tiempo seguía su curso, notaba confundida que aunque su edad era mayor, su cuerpo seguía aparentando 15 años, como el día en que murió. Sorpresivamente Kataro le cuenta algo interesante a Akame.

-No te extrañes por eso, todos aquí seguimos viéndonos como cuando llegamos aquí......Akame, ¿no has pensado en volverte capitana de algún escuadrón? Es decir, todos te conocen por tu amplio conocimiento en combate, por tu destreza con tu katana y por tu buen corazón, creo que tienes lo que se necesita para ese puesto....y dentro de dos días, serán las pruebas para Capitanes.....-

-¿Yo, capitana? ¿Es una broma? Sabes que ni siquiera soy buena para expresarme, ¿como haré para ser capitana? y no es Katana, se llama Zanpakuto-

-Nadie nace aprendiendo, vamos Akame......se que puedes hacerlo-

-Esta bien, lo intentare......pero no prometo nada-

Platicaron entre si, mientras pensaba. Dos días pasaron y con algunas dudas, presento todas las prueba necesarias para volverse capitana, logrando pasar todas y cada una de ellas.Por ello, fue asendida al puesto de Capitana de la Decimotercera División, dejando a su mando el orden de la Ciudad de Karakura y las Comunicaciones en la Sociedad de almas