Xao Nen

Nombre: Xao Nen
Raza: Fullbringer - Facción: Independiente
UR: 420
Sexo: M
Profesion: Profesor del instituto de Karakura
Atributo Puntos
Energía40
Concentración40
Fuerza21
Destreza30
Velocidad30
Dureza35
Habilidades Raciales:
Fullbring
Fullbring: Guanyin (觀音)
Objeto: Un mala (collar de cuentas)
Xao aún porta su mala consigo al cuello, cuando lo coge con sus manos y reza el mala comienza a brillar y aparece a su alrededor un exoesqueleto de Guanyin, el Bodhisattva de la compasión.

Descripción Física
En cuanto a su apariencia física, luce una cola de caballo, una barba espesa y en sus lóbulos extendidos posee dos piercings en ​cada uno. Netero suele vestir kimono y un par de geta de un hombre tradicional. Parece un anciano indefenso, pero debajo de su kimono se haya una fuerza fuera de lo normal.
Descripción Psicológica
Es una persona energica, se pasa todo el día jugando con jovenes y ancianos y a veces puede parecer ausente. Pero la realidad es que siempre se encuentra alerta y dispuesto a defender a quien lo necesite.
Historia
Xao Nen nació en una familia humilde, su madre era ama de casa y su padre carpintero. Su vida no fue sencilla, nada más nacer su madre murió a causa del desangramiento que dio lugar al nacimiento de Xao, era como si traerlo al mundo necesitase un sacrificio, fue algo horrible de ver para su padre, pero una vez que lo tuvo en brazos su cara se iluminó.

Xao asistía a la escuela como todos los niños, mientras su padre trabajaba para pagar la casa, la comida, la escuela, etc...

Xao siempre volvía a casa lleno de moratones, ya que siempre se pegaba con sus compañeros de clase, pero aunque llegaba de esa guisa a casa, siempre ganaba las peleas. Un día, tras volver a casa más tarde porque su padre le había pedido un recado, se encontro a este en el salón bebiendo. Cuando fue a darle lo que le había pedido se asustó de lo que vió, le habian cortado la mano a su padre.

El ultimo chico con el que se pego Xao era el hijo de un sujeto importante entre la industria pesquera de su pueblo y no podía dejar que la reputación de su familia se mancillase, por lo que castigo al padre de Xen con la mano que les daba de comer. Esto enfureció tanto a su padre que decidió enviarlo a las montañas, a un templo budista. Pensaba que así encontraría la paz y se lo quitaba de enmedio, dos pajaros de un tiro.

Xao paso toda su adolescencia en el templo, allí aprendió que la violencia no es la mejor solución, pero que a veces hay que saber defenderse. Le enseñaron artes marciales, y el respeto que estas significaban.

Cuando Xao se hizo mayor emprendió un viaje hacia el interior de la montaña, era una prueba que todo monje debía superar, le dijeron que cuanto más tiempo durase allí solo, más pura sería su aura. Y así fue como Xao emprendio su viaje hacia el interior de ese paisaje blanco...

Pasaron 40 años, cuando una figura anciana apareción por el templo. Los monjes se acercaron a él preguntandole si se había perdido, cómo habia llegado hasta allí, si se encontraba bien... Todos, menos uno. Este monje se acerco a él, se abrió de brazos y le abrazó.
Todos los monjes quedaron estupefactos, ninguno entendía que ocurría. Entonces el monje se giró y les dijo: Es un hermano que se marchó perdido y lleno de dudas, y ha vuelto de su viaje con todas las respuestas.

Esa figura era Xao, ahora ha puesto rumbo hacia la ciudad de Karakura, con el objetivo de encontrar un destino incierto...