Zyerel Alastor

Nombre: Zyerel Alastor
Raza: Arrancar - Facción: Las Noches
UR: 1256
Sexo: M
Profesion: Rey de Hueco Mundo
Atributo Puntos
Energía151
Concentración124
Fuerza51
Destreza61
Velocidad123
Dureza71
Habilidades Raciales:
Técnicas Hollow
Resurreccion
Consumir Espíritu
La mano queda envuelta en una energía tenebrosa, señalando con la palma de la mano dirigiendo un rayo hacia su objetivo. Al impactar siente una sensación de cansancio y su cuerpo se debilita notando que su esencia espiritual es arrancada de su cuerpo y nutriendo al contrario haciendo que recupere su energía, debilitando la de su objetivo.
Activación: [Aceptada] - Costo: 0 UR En Revision
Destino Agónico
De los dedos de su mano surgen unos zarcillos de energía que se dirigen hacia su objetivo, permitiendo apresar hasta un máximo de cinco objetivos. Enredándose las hebras en el cuerpo del objetivo dañándole tanto a nivel físico como espiritual. Prologando el dolor mientras estos quedan atrapados en la técnica, sintiendo un dolor extremo hasta en los huesos debilitándolos.
Activación: [Aceptada] - Costo: 0 UR En Revision
Descarga de Almas
Evoca ante su presencia el alma de los difuntos, esclavizándolas bajo su poder y canalizando los resquicios de su existencia utilizando su cuerpo como contenedor. Haciendo que sus ojos brillen de un fulgor verde enfermizo y proyectando a trabes de su mirada una descarga de almas atormentadas en forma de rayo. Una vez alcanza su objetivo, produce serias heridas en su cuerpo.
Activación: [Aceptada] - Costo: 0 UR En Revision
Senda Espectral
Proyecta la visión de su cuerpo, pero en realidad es un mero espejismo
Activación: - Costo: UR En Revision
Esfera Necromantica
Genera a trabes de las yemas de sus dedos un numero de esferas de energía hasta un máximo de siete dirigiendo estas mediante su concentración. Pudiendo escoger diferentes objetivos o centrándose en uno. Las esferas salen disparadas formando en el aire eses hasta alcanzar su objetivo, haciendo que el contendiente sienta un numero de fuertes impactos, equivalente a la energía del ejecutor.
Activación: - Costo: UR En Revision
Ritual del Sepulcro
Uniría sus manos y al separarlas pequeños hilos de reiatsu surgirían brillando de un color verde jade intenso, trazaría en el aire cinceladas de hilos haciendo que estos lo envolviesen en una esfera, distorsionando su imagen haciendo que a la vista de todos fuese descomponga y fragmentos de su cuerpo orgánico sean consumidos lo que toca su filamento. Finalmente una cúpula se formaría a su alrededor, escuchándose el grito de las almas atormentadas. Viéndose su figura por ultima vez y siendo consumido por su propio poder. El silencio se ara presente en la sala, viéndose en su lugar aquella esfera flotante que no cesa de vociferar gritos de agonía y lamentaciones.

Lo que hace es encerar al ejecutor de la técnica en una dimensión alternativa, haciendo que el tiempo fluya mucho mas despacio de lo normal ausente de lo que sucede en el plano donde estaba. Pudiendo iniciar los siguiente preparativos para cuando regrese, efectuando las siguientes técnicas que dispone habiendo logrado disminuir el enfriamiento de estas y pudiendo realizar otras habilidades raciales previamente,
Activación: - Costo: UR En Revision
Descripción Física
De figura imponente y aspecto sombrío como las propias tinieblas. De oscuros y largos cabellos como la noche enlutada. Fríos orbes escarlata. Constitución normal. Su testa yace cubierta por una máscara ósea, similar a la cabeza de una antigua bestia. Porta una larga gabardina hasta sus tobillos con un medio corte, vestimenta elegante que le otorga un porte de noble. De piel marmolea, de tacto áspero y a la vez frío como la nieve.
Descripción Psicológica
Es orgulloso llegando hasta el punto del narcisismo. Considerándose el gobernante absoluto y merecedor de todo lo que exista, su intención es doblegar la voluntad de aquellos que se nieguen a ver la realidad. Mostrando el oscuro presagio que se cernirá sobre el mundo y junto con ello la gloria que se alzara una vez los mundos estén en sus manos. El susurro de sus palabras es como la manifestación del pecado que incita a que sea escuchado y su voz imperiosa se hace digna del temor en los corazones débiles. Un hombre sin escrúpulos y que no alberga duda en su mente a la hora de tener que hacer uso de sus artimañas e incluso engañar la mente de los demás. Posee un amplio conocimiento acerca de la batalla, imaginandose en un tablero de ajedrez y utilizando su mente para escoger las mejores jugadas con el objetivo de alcanzar la victoria manteniendo a toda costa la seguridad de que el unico que quede sea el mismísimo rey. Los siervos pueden ser remplazados y escogidos como dicten los designios del rey.
Historia
En tiempos remotos en Hueco Mundo existía una ciudad en las afueras del bosque de menos, cercana a un risco, Hillengaardia era su nombre. Era una gran ciudad y muy poblada, uno de aquellos pocos lugares donde la población no se encontraba disgregada y que vivía en grandes números. Hillengaardia era un lugar civilizado pero a su vez salvaje, impredecible, donde los hollow que allí residían aún debían valerse de su propia fuerza para sobrevivir. Alunos describían tal lugar no como una ciudad propiamente dicha sino como una especie de enorme colmena o bosque de almas.
Sin embargo aquella "ciudad" no se encontraba sin reglas y dejada a su suerte, sino que habían reglas, reglas impuestas no por un gobernante sino por un círculo de hollows poderosos, y no por su poder espiritual sino por su inteligencia y organización en este mundo sanguinario. Sus acciones en las sombras mantenían las reglas en pie, solo unos pocos miembros eran conocidos y así siguó por mucho mucho tiempo.

Un joven cuyo nombre ya se ha difuminado entre las brisas del tiempo despues de haber estado vagando por mucho tiempo había llegado a aquella ciudad, éste joven tenía la curiosa cualidad de despertar la ambición de la gente con la que tenía contacto o pasaba tiempo cerca de él, no solo eso, sino que éste joven parecía alimentarse de esta.

Sobre las arenas de Hueco Mundo esta "prosperidad" no era algo que hubiese estado destinada a durar por siempre, aunque podría haberlo hecho para bien o para mal. Algunos se debatían si era mejor permanecer en esta ciudad cruel pero ordenada... ¿"Segura"?, ¿Estable?, o era mejor opción las infinitas arenas sombrías alejadas de esta inhóspita sociedad. Entonces comenzó a formarse una facción en las sombras a partir de un grupo en descontento llamada HuesoBlanco.

Pronto... entre la autoridad de El Círculo de la Penumbra y HuesoBlanco comenzó una guerra que cambió la faz del lugar de una cruel celda para ratones o una granja a directamente un campo de batalla, ninguno de ellos tenía un poder como para destruir la ciudad de forma importante, solo para pelear, devorarse y aniquilarse entre sí, así que la batalla continuó por unos cuantos años.

El muchacho tuvo una audiencia con Zyx, líder de HuesoBlanco. Por un tiempo éste fue parte de la facción de HuesoBlanco e incluso se convirtió en la mano derecha de Zyx, pero el muchacho llevaba secretos muy grandes bajo el manto. Él anhelaba un artefacto que sabía que se encontraba debajo de la ciudad, era colosal, éste objeto era el que había desde un principio ocasionado que los Hollow se organizaran por la ambición de buscar una existencia mejor a su vez que había dado esa ambición a los del Círculo de la Penumbra para mantener, controlar y subjugar a todos los seres que vivían en esta ciudad. Y la única forma de conseguirlo era borrando una gran parte de la ciudad que había encima, el objeto era suyo, él había venido por él y había hecho todo esto por él, eso era casi lo único que recordaba desde que había llegado a este mundo desértico de desesperanza.

Luego de mucha sangre vertida en el rio, y una larga cadena de eventos, la batalla final se daba cita justo sobre el risco que daba al bosque de menos, durante ésta gran parte de la ciudad es destruída, entonces Zyx se encontraban ante Alastor, la cabeza de El Círculo de la Penumbra, las huestes de ambos ya se encontraban agotadas y caídas por doquier en el apocalíptico lugar de la batalla, ahora era un mano a mano, pero al final de cuentas todo se decantó por Alastor que terminó ejecutando y devorando a Zyx. La ambición de Alastor lo había regocijarse, pero no era conciente del nivel de daño que había sufrido la ciudad ...y El Círculo de la Penumbra, pero menos conciente era de que su verdadero problema era... aquél muchacho.

No le quedó mucho tiempo para pensarlo... puesto que un ataque extremadamente potente que lo dejó malherido vino de la lejanía, era aquél muchacho... aquél desconocido que había sido la mano derecha de Zyx, ¿pero cómo poseía tal poder?, mientras asimilaba el alma reciéntemente devorada de Zyx Alastor no salía de su asombro mientras aquella persona se acercaba tranquílamente hacia un Alastor derrotado por todos lados y sin la más mínima oportunidad de resistirse y luchar. Zyx ya una vez asimilada su alma tampoco salía de su asombro.

-¿Desde cuando has tenido todo este poder? - dijo Alastor, el muchacho no respondió
-Puedes intentar consumir mi esencia, devorarme pero no podrás doblegarme, seré yo el que te coma por dentro -Amenazó Alastor- ¿Qué sentido tiene ahora tu victoria HuesoBlanco? El espiritu Hollow no dejará que este lugar prospere sin el Círculo de la Penumbra los controle desde adentro, desde arriba...

El muchacho tomó la espada que le había lanzado desde la distancia a Alastor y que ahora lo estaba atravezando, su poder era tal que el Hierro de Alastor no servía, giró la espada haciendo que Alastor se convulsionara y entonces dijo...

-¿Devorarte? Yo no necesito devorar tu carne para volverme más fuerte, me basta con devorar la ambición de todos los que se encontraban en este horrendo lugar. Ya te he devorado Alastor, he devorado a Zyx y a todos los de ambición desmedida, pero sobretodo a los que se han cegado en sus ambiciones por sobre los demás, yo he traido esa ambición haciendo que la de todo ser a mi alrededor crezca desmesuradamente, entonces me alimentaba de ellos, me alimentaba de ti... y aquí tienes mi fuerza
El muchacho levantó a Alastor aún clavado en su espada como si no pesase nada, clavó el mango en el suelo haciéndola ver como una pica, pero cuidando que Alastor no muera, quería que escuchara sus palabras hasta el final.

Zyx desde dentro también atacaba a Alastor, aún no había terminado de ser asimilado y dentro de su alma Alastor también era avasallado por lo que Zyx en sus últimos momentos antes que los dos desapareciesen tenía que decir

-Decías que esta ciudad se mantenía por ustedes, pero lo que una vez fue algo a aspirar lo han convertido en un infierno, lo has convertido en un infierno... pero ya... no está, nadie ha ganado, la ciudad está destruida aunque hubieses ganado esta batalla y él no estuviese tu ceguera no te ha dejado ver... ya no hay nada ni nadie para reconstruir, y veo que aún no lo sabes pero ya no hay Círculo de la Penumbra, ¡¡hemos acabado con todos!!, tu derrota es absoluta.

En ese momento Alastor se dio cuenta... solo habían quedado él y el muchacho, algunos ciudadanos moribundos tal vez pero nadie más... no había esperanza, no había razón para seguir... no había razón para anhelar nada, la ambición se había ido... En ese momento sus ojos se le apagaban cada vez más hasta que de un momento a otro casi como si se lo recordase a sí mismo, sus propias palabras en su cabeza estallaron con una potencia inconmensurable.... "No hay ambición", Alastor se dio cuenta.

-No hay ambición -dijo Alastor, el muchacho rió-
-Ya todo se ha ido para mi, y también para Zyx, ¿saludos de Zyx!!
-¿Qué? -el muchacho dijo sin entender el tono en que Alastor lo decía, inclusive tenía la voz de Zyx en ese momento, acto seguido Alastor con sus últimas fuerzas clava una daga profundamente en el muchacho.
-¿De ahí es de donde viene tu poder verdad? Ya no hay ambición para ti tampoco, -Los ojos de Alastor comienzan a mostrar brillo nuevamente, aparentemente el alma de Zyx ha terminado de ser asimilada por él-
-Ahora ese poder que habías mostrado -las voces de ambos se convierten en una nueva- se ha ido, ¿así que todo ha empezado por ti?, ya no me mueve la ambición, ¡¡¡AHORA QUIERO HACERTE PAGAR!!!

El nuevo ser, mezcla de Alastor y Zyx se arranca a sí mismo de la espada y se avalanza contra el muchacho y comienza a devorarlo.
-¿Qué demonios eres? me da asco devorarte y a la vez es un placer, tu poder va a ser mio.

El Hollow es arrastrado salvajemente por su instinto y el cuerpo del muchacho es consumido, sin embargo no se siente como carne de Hollow, evidentemente, es más como una esencia mezclada con la naturaleza de un ser vivo, pero había allí algo muy muy diferente, algo que no había notado antes, ni jamás se imaginaría hasta no toparse con algo así... ¿Qué era? El cuerpo de un Infernal, pero el hollow no tenía cómo saberlo, es más... no sabía cómo asimilarlo, causando un tremendo caos entre sus componentes, aún las partes previamente totalmente asimiladas y que eran uno con el Hollow, se desestabilizaron, miles de voces gritaron alunísono, miles de rostros aparecieron en su mente... o entre sus mentes entrelazadas, pero las tres almas más fuertes se hicieron escuchar, no por tomar el control sino por que eran los que gritaban más fuerte, excepto Eriel, ese era el nombre del muchacho, él sí estaba intentando tomar el control, él era más fuerte que los demás, entonces... un grito con una fuerza colosal se hizo oír por kilómetros a la redonda en Hueco Mundo...

Eriel: -SssooyyYYY ERIEEEEELLLLLLL soooyyYYYYY ....ZYX

-¡¡¿Qué?!! ¡¡ZYX!! ¡¡ERIEL!! ¡¡¡ZY...EREL!!!!! ALASTORR!!!!!

Ese último grito retumbó por todas las ruinas de la ciudad con una voz tremendamente gutural, sin lugar a dudas fue con una potencia desmesurada, colosal. El Hollow luchó por muchos días para tomar una forma, pero se encontraba dentro de sí algo que no compartía el orígen Hollow de los demás, esa parte fue la más fuerte, pero ésta perdió lo último que le quedaban de recuerdos, incluso los recientes y totalmente la identidad ahora en forma de una nueva. Su cuerpo dejó de mutar descontroladamente y contorsionarse, se quedó quieto... tomó forma y se puso de pie, jadeante y luego se tranquilizó, mirando en silencio las ruinas de aquél lugar. Había superado ya el nivel para ser un Vasto Lorde. Abrió sus fauces y destruyó de un lado al otro todo lo que quedaba de aquél lugar con una extrema carga de energía espiritual.

-Esa ciudad ya no era digna de mi

...Y así partió hacia las noches