Ruvik

Nombre: Ruvik
Raza: Vizard - Facción: Vizards
UR: 900
Sexo: Masculino
Profesion: Abogado
Atributo Puntos
Energía90
Concentración70
Fuerza50
Destreza70
Velocidad90
Dureza50
Habilidades Raciales:
Hollow Interior
Es un Hollow bastante alto, su cuerpo pálido, musculoso, escamado y espinoso, con el aspecto de un dragón que desprende un aire podrido al estar cerca de él, contando también con su larga cola y grandes garras
Zanpakuto
Nombre: ラグナロク (Ragunaroku - Ragnarok)
espada larga de 1,75 metros con una hoja negra, su mango gris esta hecho de metal duro deformada, rodeado de una prenda roja por su alrededor y decorado por sus laterales por unas cadenas rotas.

El espíritu de Ragunaroku, se trata de una chica de piel pálida, de pelo canoso y cuernos blancos, de ojos verdes, con una corona de espinas dorada en la cabeza, vestida de prendas de seda blanca, transparente y adornos dorados por sus bordes, pulseras dorados en la muñeca de la mano izquierda y otro en el tobillo del pie derecho.

Su mundo interno es una pradera llana, con un suelo cubierto de hierbas verdes y algunos árboles curvados y cubiertos de cerezos en flor, el cielo despejado y azul claro y con corrientes de aire.
Shikai
La Zampakutoh comienza a billar tomando forma cristalina mientras que es rodeado por un pequeño vórtice de aire, convirtiéndose en una lanza, el mango es bastante alargado con la prenda roja enrollada y más larga de lo que era antes y al final del extremo va atado con las mismas cadenas rotas que tenía su forma anterior, el filo es de punta alargada y negro.
(Bomba de aire - Eaponpu) エアポンプ
Genera una bola de aire desde la punta de la lanza y la dispara contra el objetivo, al tener contacto o roce genera una explosión de aire que hace daño y repele al objetivo
Activación: [Aceptada] - Costo: 0 UR En Revision
(Esencia del protector del aire - Eapurotekutā no honshitsu) エアプロテクターの本質
Crea unas ondas de aire alrededor del usuario que lo protege de los ataques físicos y proyectiles que son dirigidos al usuario, repeliendo y evitando el daño. . La técnica tiene una duración de 2 posts.
Activación: [Aceptada] - Costo: 0 UR En Revision
(Picaduras devastadoras - Dai dageki) 大打撃
Realiza una combinación de 10 ataques con el pico de la lanza sobre el objetivo, recibiendo daño continúo, el último golpe realizado repele al objetivo.
Activación: [Aceptada] - Costo: 0 UR En Revision
Bankai
Al entrar en bankai, su Zampakutoh comienza a cubrir su cuerpo con un torbellino de aire, haciendo cristalizar todo el cuerpo. Cuando empieza a quebrarse, brilla con fuerza y la figura cristalina se rompe en mil pedazos, mostrando llevar cuernos negros y largos, el torso al descubierto y con tatuajes negros dibujando espirales en el frente y por su espalda alas de dragón, llevando una falda negra larga y descalzo. Además su zampakutoh cambia a una forma más mejorada que la anterior, siendo un diseño similar a las lanzas de los caballeros, pero completamente negra, en el soporte del filo va decorado una cabeza de lobo con la boca abierta, la prenda roja sigue igual de enrollada en el mango y de larga, esta vez las cadenas que se encuentra en el extremo del mango, se encuentra atado en el brazo del dueño, permitiendo soltarla y hacer que vuelva en su mano.
(Rompealmas - Romanchikku) ロマンチック
En el caso de estar en el suelo, el usuario realiza un salto que cae de picado sobre el objetivo con la punta de la lanza, creando un devastador ataque que en caso de no dar al objetivo, es repelido a un lado. En el caso de estar debajo de un techo o el objetivo en el aire, realiza un corte de lanza que al ser alcanzado es repelido.
Activación: [Aceptada] - Costo: 0 UR En Revision
(Embestida del dragón de aire furioso - Mōretsuna kūki ryū no mō kōgeki) 猛烈な空気龍の猛攻撃
Crea una amplia corriente de aire que se desemboca en el lugar del objetivo, deslizándose por la corriente con la lanza de frente, realiza una embestida imparable sobre el objetivo, si es alcanzado por el ataque, recibe el daño sangrado y es repelido frontalmente.
Activación: [Aceptada] - Costo: 0 UR En Revision
(Camino arrollador - Magarikunetta michi) 曲がりくねった道
Crea un huracán de gran tamaño que lo lanza frontalmente contra el objetivo y va destruyendo todo lo que vaya cruzándose por medio, si alcanza al objetivo, es introducido en el huracán y recibirá daño gradualmente hasta 15 golpes y luego ser expulsado del huracán debilitado.
Activación: [Aceptada] - Costo: 0 UR En Revision
Descripción Física
Es un chico de piel morena, pelo medio corto de color castaño de punta y ojos de color marrón. Cuando está en el trabajo, va con gafas de lectura rectangular, trajeado con chaqueta y pantalones negros, corbata negra, camisa blanca, cinturón negro y zapatos negros, acompañado de gafas de lectura y un maletín negro. En situaciones normales siendo vizard, va vestido con una chaqueta roja de cintura corta, compuesto de plumas blancas en el cuello de la chaqueta y de manga larga, en el interior de la chaqueta va enseñando torso equipado con un arnés con unas cuantas bolsas, guantes de cuero negro sin dedos, un cinturón negro con una hebilla de una calavera de una cabeza de lobo plateada, pantalones negro con multitud de bolsillos y botas militares negras, su Zampakutoh la lleva en su funda negra en su mano apoyada en su hombro.
Descripción Psicológica
Es tranquilo, simpático a la vez que es positivo tanto con sus clientes como son con sus compañeros vizard, estratega y astuto tanto en sus juicios como en la batalla, suele bromear con púa con los suyos a la vez de sus oponentes, también es cooperativo y fiel a la vez que muestra fe en las decisiones de su líder
Historia
Pesadillas… cada noche sueño con un lugar oscuro, donde me puedo mover pero no veo donde piso, no hay ningún tipo de luz que pueda ver, todo es asfixiante, me sentía como estar encerrado en una especie de caja sellada, donde no puedo escapar…

En la sociedad de almas en la madrugada, Ruvik se levantaba de golpe de la cama sudando, como si hubiera despertado de una pesadilla, levantándose de la cama y saliendo de su cuarto se dirigió a un pequeño riachuelo donde pudo mojarse y quitarse el sudor de la cara, su expresión quedo reflejado en el agua mostraba que estaba asustado por la experiencia de estar todas las noches pasando lo mismo, pero aun así volvía a su cuarto a volver a coger el sueño sin la mayor importancia.

Ruvik era un joven shinigami de la división séptima del escuadro Gotei 13, era de los pocos ejemplares dentro de la división por ser de los muy pocos capaces de controlar el elemento viento con complejidad, que requiere bastante entrenamiento y esfuerzo para controlarlo. Cada día aprendía a usar más su Zampakutoh, aprendía acerca de sus enemigos, los hollows, aprendía también acerca de las funciones de pertenecer a la escuadra 7º y sobre todo el elemento viento que el obtenía, aunque para ello sin ayuda de nadie sería una pequeña pérdida de tiempo. Un día, el capitán de la 9º escuadrón, Sateri Contrey, un anciano ponía ojos en él y de sus avances, al enterarse de sus grandes esfuerzos, le nombraron oficial para tenerlo más de cerca y a la vez motivo para entrenarle con su elemento poco común.

Tras los años estando cerca del capitán y de sus tenientes, haciendo misiones en la que un novato podía acabar muriendo y recopilando información para que toda sociedad de almas estuviera informada, reconoció a Ruvik el potencial que tenía para su división, ascendiéndolo a teniente, estando más cerca todavía de su capitán para entrenarle con su elemento. Un día en una misión de exploración, el pequeño escuadrón fue rodeado por peligrosos hollow, Sateri al ver a todo su pelotón en peligro de muerte, se quedó entreteniéndolos mientras todos los shinigamis novatos se retiraban, entre ellos Ruvik sin más remedio para guiar a los nuevos shinigamis de vuelta a la sociedad de almas.

Pasaron meses, no se supo nada del capitán Sateri y empezaron a buscar sustituto para que la división 7º no estuviera inactiva, Ruvik era lo más cercano que tuvo el anterior capitán por su entrenamiento y no hubo más remedio que aceptar la responsabilidad de cuidar su división. Con esto, Ruvik le obligaba a cambiar su personalidad de forma permanente, siendo más amistoso y cooperativo con los nuevos shinigamis dispuesto a establecer el orden.

Al pasar de otros años, Ruvik se volvió un buen capitán, teniendo dominación de su elemento y su escuadrón preparada gracias a su disciplina. Durante en clases se quedaban con los nuevos shinigamis paseando por sus mesas viendo como estudiaban, hasta que pillo a uno de ellos dibujando algo, por lo que se acercó a él tranquilamente.

- ¿Qué es eso? - Pregunto Ruvik a la vez que cogió el folio dejando al novato shinigami sin palabras

- Estaba… anotando cosas… - dijo el estudiante con nervios

- Vaya… - dijo Ruvik con asombro – ¿este soy yo?

- Esto… si… - dijo el estudiante con más nervios

- Me siento alagado, aunque… salgo como electrocutado… - dijo Ruvik por curiosidad

- Estaba repasando un poco para mejorarlo… - dijo el estudiante sin alternativa

- Enserio, tienes un buen arte al dibujo, por eso te recomendare algo especial - dijo Ruvik con simpatía

- ¡Lo hare mi capitán! – grita el estudiante también con alegría

- Ve a ese rincón y haz 500 flexiones – dijo Ruvik contento

El novato shinigami se fue caminando con un poco de desilusión hasta que Ruvik lo para un momento

- Espera un momento, ¿me has dibujado con la nariz picuda? – pregunto Ruvik por curiosidad

- Si… pero lo estaba perfeccionado – contesta el estudiante con nervios

- Bien, haz mejor 1000 flexiones, ya me lo agradecerás, serás un gran shinigami musculado – dijo Ruvik contento de nuevo

Ruvik se dirigió a los demás dejando el dibujo en su mesa

- Ahora enserio… entiendo que os molo mucho y en especial a las chicas… - dijo Ruvik con seriedad a la vez que observaba en el fondo a tres chicas shinigamis haciendo manualidades en forma de corazón y guardándolo corriendo a la vez que mostraban una sonrisa a Ruvik – Pero debéis centraos en aprender de nuestros enemigos, pronto luchareis con ellos y no tendréis posibilidades, no quiero que nadie de esta clase muera por una tontería así…

Los novatos shinigamis se quedaron serios y Ruvik al ver sus caras no deseaba haber llegado a ese punto

- En fin… podéis salir, entrenar y mañana repasaremos lo de hoy dijo con tranquilidad – dijo Ruvik

Cuando se estaban marchando todos los shinigamis, se quedó solo sentado en su mesa con el dibujo, observándolo durante un rato hasta que un shinigami toco la puerta dirigiéndose a Ruvik.

- Capitán, le solicitan en una reunión de capitanes dijo directamente – dijo el shinigami con seriedad

Ruvik hizo un gesto entendiendo la petición y haciendo que se retirase el shinigami, durante un rato sentado dejo el dibujo en la mesa levantándose y se dirigió a la reunión. En la reunión hablaban sobre un incidente ocurrido en una división, provocando la muerte de un capitán en manos del que sería el nuevo capitán de la división, Sedric, al ver la copia del informe entre los capitanes con todos los detalles, vio que esa división siempre andaban mal, pero no solo ese chico soluciono el problema, sino también le inspiro en que debería también aplicarlo en su división, motivo que sonrió como si hubiera encontrado una cura. Cuando termino la reunión, se levantó de la silla dispuesto a estirarse y a despedirse de los demás.

- Bueno, vuelvo con los míos, que os vaya bien - dijo Ruvik dándole una palmada a la espalda de uno de los capitanes con fuerza

De la fuerte palmada que le dio, le hizo verter un plato de sopa que tenía en su mano encima suya y al rato le miro un poco mal, Ruvik al verlo se quedó con la mano en la nuca riéndose tontamente.

- Jejeje… lo siento… será mejor que me vaya… - dijo Ruvik a la vez que se fue rápido de la reunión

Cuando oscurecía estando en su cuarto, Ruvik escribió ideas para aplicarlas a su división durante un buen rato y decidió descansar en su cama. A pesar de los años, seguía con la misma pesadilla, solo que esta vez notaba que pisaba piedras y podía oír el sonido de la tierra al caminar, pero también notaba una presencia enorme a la vez que le tocaba su hombro una enorme mano.

- Te encontré… - dijo algo a Ruvik con una voz agresiva

Despierta de golpe en la madrugada, solo que esta vez observaba que las puertas de su cuarto al exterior estaban abiertas y le empezaba a doler su brazo, como si algo le hubiera atravesado, pero no notaba nada en especial. Al día siguiente paseando por la sociedad de almas, se entera de la desaparición de varios capitanes, entre ellos Sedric, el nuevo capitán que nombraron, ¿Qué le habrán hecho desaparecer?, se preguntaba mientras seguía con el paseo, pero de repente un pequeño mareo le invade, obligando a apoyarse en la pared durante un rato y al recuperarse prosigue con sus tareas en su división. A lo largo del día, los mareos eran tan frecuentes que le exigieron que descansara, sin más remedio fue a su cuarto para descansar. Al caer profundamente dormido de nuevo, volvió a la pesadilla, esta vez se encontraba en medio de un lugar desértico con montañas compuesta de rocas desgastadas y un viento caliente pasando por su rostro, de repente nota una presencia de nuevo, al gira hacia atrás, ve a un Hollow bastante alto, pálido, musculoso, escamado y espinoso, con el aspecto de un dragón con su larga cola y grandes garras, desprendiendo frio como si hubiera cambiando de clima de golpe, se dirigía a él.

- Te he encontrado… - dijo el hollow con voz desafiante

- ¿Un hollow en mi sueño?, creo que me está afectando demasiado… dijo Ruvik con lastima – Se supone que debería soñar con cosas bonitas, no con feas…

- Quiero… ¡Pelea! – dijo el hollow a la vez que se lanzaba a atacarle

Ruvik esquivaba el ataque y a la vez con su Zampakutoh se lanzaba para atacar a la cara del hollow, acto seguido con la otra mano le da, haciéndole alejarse de él a la vez que cae al suelo de pie.

- Eres duro… - dijo Ruvik contento - Pero enserio deberías cambiarte de look…

El hollow de repente se tele transporta enfrente de él por sorpresa, dándole un golpe fuerte, alejándole de nuevo del golpe a la vez que esta vez cayó de espaldas al suelo, pero Ruvik empezó a reírse.

- ¿De qué te ríes imbécil? – pregunto el hollow acercándose un poco hacia Ruvik

- Eres la ostia – dijo Ruvik con sinceridad

- Y tu un cobarde… dejando al viejo a su suerte - dijo el hollow burlón

De repente Ruvik cambio de actitud de golpe al oír las palabras del hollow

- Tu que sabes… solo seguí ordenes – dijo Ruvik con seriedad

- Ya claro… sabias que el viejo se estaba sacrificando por salvaros, podías haber desobedecido - dijo el hollow con tranquilidad – Si de verdad te hubiera importado podías haber vuelto a ayudarle en todos estos años…

- He estado cuidando de los míos… - contesto Ruvik mientras apretaba fuerte su Zampakutoh

- ¿Sigues escudándote? – pregunto el hollow con lastima – no tienes remedio…

- Tú no eres un hollow normal, ¿Qué eres? – pregunto Ruvik mostrando ojos desafiantes

- Averígualo… pero puedo decirte que estoy más cerca de ti de lo que crees, nunca te libraras de mi… - dijo el hollow confiado

Acto seguido despierta de golpe en su cama, pegando un susto a un shinigami que estaba a su lado

- ¿Se encuentra bien capitán? – pregunto el shinigami asustado

- Si… - dijo Ruvik con la mano en la cabeza

De repente se levanta rápido de la cama y se va corriendo a la puerta

- Espera ¿a dónde va? – pregunto shinigami intrigado

- Tengo que irme, que sigan entrenando… volveré - dijo Ruvik a la vez que se iba corriendo

Tras unas horas, Ruvik llego al lugar donde vio por última vez a Sateri y después de unos cuantas horas más de investigación, encontró los restos de Sateri, su capa de capitán colgada en una piedra agitada por el viento, sabiendo claramente que estaba muerto. Ruvik se arrodillo en su capa con la cabeza agachada

- Lo siento viejo… podía haber vuelto aquí con refuerzos y seguirías vivo… - dijo Ruvik mientras cierra los ojos a la vez que se le escapa una lagrima – hemos pasado por muchos buenos momentos…

Comenzaba a notar presencia hollow a su alrededor y al mirar a un lado ve a una manada de ellos acercándose a él, este se levantaba del lugar con su Zampakutoh en su mano.

- Veo que no pudiste con todos… acabare tu trabajo por ti viejo… - dijo Ruvik a la vez que empezó a correr hacia ellos

Una gran batalla comenzaba y duro bastantes horas exterminando hollow, pero no paraban de salir. Rodeado y sin fuerzas, se apoyaba en su Zampakutoh con bastantes heridas y su uniforme rasgado, tomando aliento a la vez que empezaba a notar de nuevo que se encontraba mareado y su vista se nublaba poco a poco.

- ¿Este… es mi fin? – pregunta Ruvik cansado – No… no me rendiré… si muero… me llevare a todos… por medio… - dijo Ruvik tomando aliento un momento - me vengare… de todos vosotros…

De repente comenzaba a notar una extraña energía dentro de él, recobrando fuerzas a la vez que en su cara le cubría poco a poco una máscara de huesos y elevaba su reiatsu de forma incontrolable.

- Pero… ¿Qué es esto? – pregunto Ruvik a la vez que tocaba su máscara – No sé qué me estará pasando… pero lo aprovechare… por ti viejo…

Se volvió a lanzar contra los hollows tan rápidamente que ni les daba tiempo de reaccionar. Tras unos horas más, acabo con todos, pero estaba totalmente fatigado que no podía ni con su cuerpo, con su último esfuerzo se acercó hasta la capa de Sateri y se sentó a su lado, dejando caer su Zampakutoh y se quedó mirando el cielo durante un rato.

- Oye viejo… estoy sospechando de una cosa… noto que he dejado de ser yo mismo… - dijo Ruvik mientras su máscara comienza a romperse a pequeños trozos – Si me vieran así… estaría muerto… no me queda otra que quedarme aquí a pudrirme… mientras tenga consciencia…gracias por elegirme… me siento alagado por lucha junto a ti… también decepcionado… por… abandonarte…

Ruvik cae a un lado inconsciente, al caer el suelo los restos de la máscara caen de rebote al suelo. Durante unos largos minutos, unos extraños le vieron y al ver su máscara media rota a su lado, lo recogieron y se lo llevaron con ellos.

Al cobrar un poco la consciencia empezó a ver caras conocidas, se trataban de los capitanes desaparecidos, entre ellos Sedric, que por su forma de actuar y de dirigirse a los demás, se comportaba como si fuera el líder. El pasar de unos días, Ruvik se recuperó y uno de los ex-capitanes le empezó a contarlo todo lo que había pasado y sobre sus extrañas energías, comprendió que dejaron de luchar por la justicia, sino por su supervivencia, se había convertido en un vizard y en su nueva vida estaba a punto de comenzar.